Preguntas frecuentes sobre sexualidad infantil (Segunda parte)

Como “lo prometido es deuda”, en esta oportunidad te traigo la segunda parte de preguntas o situaciones frecuentes sobre sexualidad infantil. En la primera parte hablamos de: “¿Cómo se hace un bebe? ¿Hasta cuando bañarse juntos? Y papi, ¿yo por qué no tengo pene?”. Te invito a que me sigas acompañando en este gran recorrido para así seguirle poniendo a tu vida y a la de tus niñ@s Sentido Sexual.

Ten en cuenta que aquí encontrarás información, sugerencias e ideas, las cuales te ayudarán a responder y actuar de una forma más clara, concisa y científica ante aquellas preguntas y/o situaciones que hacen y experimentan niños y niñas con respecto a la sexualidad.  Con estas herramientas, tendrás más alternativas y opciones para elegir lo que tú consideres más oportuno y adecuado.  No olvides que lo largo, profundo y detallado de las respuestas depende de la edad de cada niño o niña y de sus necesidades.

 

SOS…. Fuimos sorprendidos “con las manos en….el sexo”

¿Te ha pasado que tu hij@ (entre los 2 y 5 años) te sorprenda teniendo relaciones sexuales? ¿Qué hiciste? O si no, ¿qué harías?.

Si olvidaste u olvidaron poner seguro o cerrojo a la puerta mientras tenían “sexo” y ésta es abierta por tu hij@ de unos 4 años (por poner un ejemplo), lo primero que debes hacer es parar lo que están haciendo e inmediatamente hablar con él o ella. Pueden ir los dos si quieren, sin embargo, te recomiendo que sea uno.  Primero pregúntale qué vió, y según su respuesta, ya tienes una base para responderle. Ten en cuenta que, a estas edades (entre 2 y 5 años), no tienen casi conocimiento sobre el placer de las relaciones sexuales y NO es el momento para tener una conversación al respecto. Una de las respuestas que te puede dar es que “papá y mamá se estaban peleando” o algo por el estilo. Explícale que papá y mamá estaban desnudos abrazándose y dándose cariño; si esto no es suficiente para él o ella, te hará otra pregunta, por ejemplo, ¿por qué desnudos? A lo que podrías decir que a veces ellos se acuestan desnudos y que es algo que hacen los adultos. Cuando este tipo de situaciones ocurren, algunos niñ@s creen que sus padres están “bravos o enojados” con ell@s, por lo que es importante que al final de esta conversación le aclares esto, por ejemplo, “no estamos bravos contigo, a veces las parejas queremos estar solas y tener intimidad; cuando veas la puerta cerrada debes tocar antes de entrar y esperar a que te digamos para que entres”.  Y recuerda…  la próxima vez ponle seguro a la puerta!!!!

Situaciones como la anterior, también son una gran oportunidad para enseñarle y educar a tu pequeñ@ en sexualidad, aquí por ejemplo le puedes enseñar “el tocar la puerta antes de entrar”, “cuales son lugares públicos o privados”, entre otros. Es decir, aprovecha estas situaciones para educar y por el contrario NO regañes o castigues a tu hijo o hija por esto, ya que de lo contrario podría ir viendo la sexualidad como algo “malo” o “indebido”.

Mi hijo de 4 años se desnudó en el patio de la escuela ¿qué hago?

Esto es frecuente que pase a estas edades, ya que es donde se están aprendiendo a diferenciar e identificar con otros niños y niñas y a conocer su cuerpo. Lo primero que se debe hacer en estas situaciones es NO regañar al pequeñ@ por esto, ya que se podría afectar su autoimagen, su autoestima y aprender que su cuerpo es “sucio”; por el contrario, acércate y ayúdalo a vestirse y habla con él o ella. Esta es una súper oportunidad para explicarle sobre lugares públicos y privados. Puedes iniciar la conversación diciéndole “sabes hij@, en la escuela uno no puede desnudarse en medio del patio, al igual que en un parque infantil, un restaurante o la sala de la casa.  Hay reglas sobre los lugares en los que nos podemos quitar la ropa y desnudarnos  y otros en los que no.  Además, no todos l@s niñ@s y adultos quieren  verte desnud@.  ¿A ti se te ocurre algún lugar dónde te puedas desnudar?  (aquí das espacio a que él o ella te responda y te de lugares los cuales sean privados). Si por algo tiene dificultad, le puedes ayudar dándole algunos ejemplos como el baño, su cuarto o habitación.  Refuérzale o explícale muy bien que existen lugares privados donde nos podemos quitar la ropa, como por ejemplo, cuando nos bañamos y lugares que son públicos como la escuela y un parque infantil, donde no nos podemos desnudar.

Mami ¿qué es gay?

El tema de diversidad sexual, principalmente la preferencia sexual (también conocida como orientación sexual),  cada vez es más visible y reconocido. Me he encontrado con papás y mamás que me dicen que apoyan la diversidad sexual, sin embargo, no saben cómo explicarles o hablar con sus hij@s sobre este tema. Recuerda que lo que profundices o detalles al respecto va a depender de la edad de cada niño o niña.

En este caso tienes las siguientes opciones para responder:

  • “Hij@, una persona homosexual es alguien a quien le gustan las personas de su mismo sexo.  Si es un hombre, le gustan los hombres -también se le llama gay- y si es una mujer que le gustan las mujeres, se les conoce como lesbianas.”
  • “Hij@, una mujer se puede enamorar de un hombre y un hombre se puede enamorar de una mujer, como tu papá y yo por ejemplo (en caso de ser hij@s de padres heterosexuales) y también, como los caminos del amor son muchos y todas las personas se pueden enamorar, una mujer se puede enamorar de otra mujer y un hombre se puede enamorar de otro hombre.”
  • “Mira, hay cosas que nosotros podemos elegir, como por ejemplo puedes elegir tus amig@s y tu comida o película favorita. Pero hay cosas que no podemos elegir, como dónde nacemos o el color de nuestra piel, ni tampoco podemos elegir quién nos va a gustar como pareja.  Es decir, no se elige ser homosexual o heterosexual”.

Con las 3 opciones o ideas que te doy anteriormente, puedes elegir la que más te agrade o hacer una mezcla de todas. Ten en cuenta que somos nosotros los adultos los que fundamentamos los estereotipos y violencia a la diversidad sexual en la infancia.  Por esto, depende de nosotros el que niños y niñas vean y vivan estos temas como algo “natural”: como formas de amar y no como algo “raro” o una enfermedad.

Por hoy termina nuestro recorrido por el maravilloso mundo de la sexualidad infantil. Espero que hayas disfrutado tanto como yo. Si quieres compartirme alguna anécdota, situación o pregunta al respecto, no dudes en contactarme y así ir construyendo la tercera parte de preguntas y situaciones frecuentes en sexualidad infantil.  Nos leemos en una próxima oportunidad.

Agregar comentario